fbpx

¿Qué saber antes de optar por una bariátrica?

Al escuchar el testimonio de alguien cercano que se ha realizado una bariátrica es que se entiende que puede ser beneficiosa para tratar la obesidad, conocida como la gran epidemia de este siglo. Este método de pérdida de peso es el más eficaz y el más sostenible en el tiempo.

Por Dr. Pablo García / especialista en cirugía del peso

La obesidad es considerada una enfermedad por sí sola. Es la segunda causa de muerte prevenible, luego del cigarrillo. Se relaciona directamente con la diabetes, hipertensión, accidentes cerebrales, apnea del sueño, enfermedades articulares, cáncer, insuficiencia venosa, depresión, infertilidad, gota, baja autoestima y reflujo gastroesofágico. Todo esto sin mencionar las limitaciones sociales y laborales que se presentan.

La cirugía bariátrica es todo procedimiento que se utiliza para perder peso. A nivel general, las nuevas indicaciones determinan que los pacientes que aplican son aquellos con un índice de masa corporal (IMC) mayor de 30 kg/m2 y que padezcan una enfermedad relacionada directamente a la obesidad como la diabetes o hipertensión o que tengan un IMC mayor de 35 sin otras afecciones. Los pacientes con edades comprendidas entre los 16 y 70 años son aceptados, por lo que se han ideado programas para adolescentes y mayores de edad. Lo cierto es que se debe individualizar cada caso junto al médico especialista, quien tiene la última palabra y determina si es o no candidato. De acuerdo al tipo de alimentación, peso, enfermedades  y estilo de vida, este indicará cuál procedimiento es el más adecuado, contestará sus interrogantes basándose siempre en hechos científicos y estadísticos.

Especialistas que intervienen en el proceso

Un cirujano bariátrico debe tener un equipo multidisciplinario y contar con varios especialistas que traten los diferentes aspectos de la obesidad. Estos son: el cirujano en sí, que es quien realiza la cirugía una vez aprobado por los demás colegas; un nutricionista o endocrinólogo, quien traza las pautas de la alimentación antes, durante y después de la cirugía y también evalúa y regula los desequilibrios metabólicos como la diabetes o tiroides. Adicional a éstos, un cardiólogo, independientemente de la edad, por los cambios cardiovasculares del paciente y la predisposición a problemas por la obesidad; un especialista en neumología interviene debido a la restricción respiratoria que produce la obesidad, apnea del sueño o antecedentes asmáticos; un gastroenterólogo realiza y evalúa a través de una endoscopia alta el estado del estómago antes de la cirugía, la presencia de alguna hernia hiatal o reflujo.

Ante estos cambios, la salud mental juega también un papel importante, por lo que un psicólogo o psiquiatra asiste al paciente como soporte emocional. No obstante, pueden surgir las atenciones de otros especialistas de acuerdo a las condiciones médicas particulares de la persona.

Exámenes médicos

Son necesarias numerosas pruebas de laboratorios, como hemograma, química sanguínea, medición de proteínas, perfil de lípidos, orina, coprológico y pruebas metabólicas para tiroides, cortisol y diabetes, que pronosticarán la posibilidad de remisión y la mejoría de las mismas.

En cuanto a los estudios de rutina, además de la endoscopia digestiva alta, se deben realizar: radiografía de tórax, espirometría (prueba de función pulmonar), sonografía abdominal, tiroidea y pélvica (principalmente en la mujer). Con esto se descartan otras enfermedades que guardan relación con la obesidad y se determina la posibilidad de resolverlas en la misma cirugía bariátrica, como el caso de cálculos biliares o quistes ováricos.

Sin dudas, la cirugía bariátrica es una opción muy segura, con la evidencia definitiva de que se corre un mayor riesgo al permanecer obeso que a someterse a esta opción de tratamiento. Es una forma de devolver la calidad de vida y la plenitud, renaciendo el amor propio y restableciendo la salud. Para alcanzar el éxito luego de esta cirugía, se requiere que el paciente modifique sus prácticas de alimentación con la finalidad de que sea sostenible en el tiempo.

Después de la bariátrica:

Durante las primeras semanas después de la cirugía la recuperación es primordial, por lo que hay aspectos de la cotidianidad que deben esperar. Estas son algunas recomendaciones a seguir después que el paciente llega a su hogar:

  • Las duchas se recomiendan 48 horas después de la operación.
  • No se deben levantar objetos pesados durante un mes.
  • Se puede conducir y tener relaciones sexuales después de la tercera semana de recuperación.
  • Al paso de 4 semanas, la actividad física debe aumentar para agilizar la pérdida de peso. Caminatas e indoor cycling son ideales. 
  • La alimentación es clave para que el sistema se adapte. Los primeros días deben ser  a base de líquidos como sopas y jugos, luego se introducen los semi sólidos como los purés.

Recuadro

Técnicas de cirugía bariática

  • Banda Gástrica ajustable: Se coloca un anillo (con calibre ajustable) alrededor de la entrada del estómago para reducir la ingesta de alimentos.
  • Gastrectomía vertical: En esta cirugía se extrae aproximadamente el 80 % del volumen del estómago, dejándolo en forma de tubo y con una capacidad de 150-200 cc.
  • Gastroplastia tubular plicada: Se reduce la capacidad del volumen del estómago mediante el pliegue hacia dentro (invaginación) de la pared de este órgano.
  • Bypass gástrico: Es una técnica mixta de cirugía bariátrica, ya que tiene un componente restrictivo y otro malabsortivo (altera la digestión, causando una absorción incompleta de los alimentos). Con este procedimiento quirúrgico se disminuye y restringe la absorción de los alimentos creando un depósito pequeño a expensas de la curvatura menor del estómago, logrando así una saciedad precoz.
  • Cruce duodenal: Tiene dos componentes, primero se extrae el 80 % del estómago y luego se produce un cruce en el intestino delgado a la altura del duodeno para que se aproveche aproximadamente el 50 % del mismo en la digestión y absorción de alimentos.
  • Derivación biliopancreática: Se remueven unas ¾ partes del estómago y se divide el intestino delgado, lo que reduce la ingesta de alimento y la acidez. Además se adjunta una extremidad a la bolsa gástrica para crear un canal alimenticio, donde el alimento se mueve con poca absorción.

Insert:

En República Dominicana la Sociedad Dominicana de Cirugía Bariátrica y Metabólica (SODOCIMEB) agrupa los cirujanos certificados y debidamente entrenados para realizar estas operaciones. Lo más importante es consultar especialistas avalados por esta sociedad, ya que representan garantía de calidad y seguridad para el paciente.